La inmunidad materna que recibe el recien nacido a través a través de la ingesta de calostro cumple la función vital de protegerlo durante la transición crítica entre el medio uterino en el que el feto se encuentra protegido y el entorno externo hostil al que sale el recien nacido.

Si la inmunidad materna las posibilidades de supervivencia del cachorro se reducirán enormemente.

Una vez el cachorro alcanza la edad indicada, la vacunación es el siguiente paso en la prevención de enfermedades infecciosas, el cachorro recibirá una serie inicial de vacunaciones que le serán administradas como «dosis de recuerdo» durante toda la vida.

Sin embargo, como todos los procedimientos terapeúticos tiene limitaciones y puede ocasionar efectos indeseados en el cachorro de no ser administradas correctamente por un médico veterinario.

El calendario de vacunación se instaura de acuerdo a la especie animal, estado de salud, estilo de vida, zona geográfica e incidencia de enfermedades (Kirk 2009).

Si tu mascota tiene 6 semanas de vida o más, visítanos para realizarte un chequeo médico e iniciar su calendario de vacuna.